¿SABÍA QUE...?

Desde el 2014 España crea registros de Huella de Carbono. En cuatro años, las empresas que han inscrito su huella, han pasado de 62 a 579.

¿POR QUÉ HACERLO?

El registro de la huella de carbono: hoy voluntario, mañana obligatorio.

Ayuda a minimizar las emisiones de CO2.

Aumenta la calidad del ser humano , disminuyendo enfermedades provocadas por la emisión de gases efecto invernadero.

Disminuye a la contribución del cambio climático.

¿CUALES SON LOS BENEFICIOS?

Las empresas pueden inscribir sus huellas y obtener sellos oficiales que dan constancia de ello.

Los sellos verdes que se obtienen puntúan a favor en ciertas licitaciones.

Minimizar las emisiones de CO2 a la atmósfera, reduce el impacto ambiental.

¿QUÉ OFRECEMOS EN ECO2?

Especialmente si es una PYME sin conocimientos previos sobre la huella de carbono, Eco2 le ayuda:

A realizar por primera vez el cálculo de la huella de carbono de su organización. Hay tres tipos de cálculo de emisiones según su alcance:

  • Directas, procesos de combustión y flota de vehículos propios.
  • Indirectas, consumo de electricidad.
  • Generadas por sus proveedores.

A elaborar el correspondiente plan de mejora para continuar rebajando sus emisiones en un tiempo definido de tiempo.

Contacto continuo con usted, ofreciéndole un trato personalizado.

Plena disponibilidad de desplazamiento. Nos adaptamos a su agenda.

¿Qué es la huella de carbono?

La huella de carbono es la totalidad de gases de efecto invernadero (GEI) emitidos a la atmósfera por el efecto directo o indirecto de la organización o sus productos. Por lo tanto, se pueden hacer dos distinciones:

  • Huella de carbono de una organización: mide los GEI emitidos por la actividad de la organización, por el desarrollo de la misma.
  • Huella de carbono de producto: mide los GEI emitidos durante todo el ciclo de vida de un producto, desde la extracción de las materias primas, procesado, fabricación, distribución del producto, haste el final de vida de este (depósito, reutilización o reciclado).

Así pues, el análisis de la huella de carbono puede usarse como un indicador ambiental global de la actividad que lleva a cabo su empresa. Es un buen punto de partida para tomar medidas de cara a reducir el consumo de energía y el uso de recursos.